#NOalaLSP/Articulos/Esto que es lo que es

Ministerios, Colegios y Viceversa

DSC00014

Desde esta santa casa nos hemos preguntado más de una vez a quién le interesa la arquitectura, llegando más de una vez a la conclusión que solamente interesa a los arquitectos. Dicho esto, en la última semana ha quedado muy claro que es así.

Evidentemente al gobierno, más concretamente al Ministerio de Economía, no le importa ya que equipara edificación y arquitectura, proyecto y diseño, incluso la ejecución de cualquier tipo de obra las toma por iguales… No es que esto sea un menosprecio hacia nuestra profesión (que lo es), es toda una declaración de guerra que enfrentará a profesionales que han compartido campo de trabajo en la que todos saldremos perdiendo. Cualquier ingeniero no puede hacer trabajos de arquitectura, ni cualquier arquitecto puede hacer trabajos de ingeniería,  quien piense lo contrario desconoce profundamente tanto lo uno como lo otro. Pero no nos engañemos, el fin último de esta medida no es favorecer a ciertos sectores como podría parecer en un principio. A medio-largo plazo la guerra por las competencias traerá consigo una bajada bestial de los honorarios profesionales (ya bajos de por sí) y la subida del trabajo precario, sin seguros de responsabilidad civil y el posicionamiento de los colegios en un lugar poco menos que decorativo.

Al parecer otros a quienes no interesa esta noticia es a los medios, ya que está pasando sin pena ni gloria. Apenas algunos medios locales o digitales de pequeña tirada se ha hecho eco de las protestas y del desconcierto que reina entre gran parte de las profesiones a quienes afecta la salida de la nueva ley. Pero poco más, no se habla de ello, hay aun muchos a quienes les afecta directamente que no se han enterado, claro está que la salida de la noticia un 28 de diciembre en plenas fechas navideñas no es casualidad y es que la manipulación mediática por acción u omisión por parte de la clase política es el pan nuestro de cada día.

Tampoco interesa la arquitectura a la mayor parte de los ciudadanos, al menos de un tiempo a esta parte. Principalmente porque al hablarles de ella los ejemplos que les viene a la mente son la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela, auditorios, centros de congresos y demás megaproyectos demenciales que han crecido como setas por toda la geografía española, lo cual en plena crisis les parece un despilfarro y les provoca rechazo. Por otra parte acude al imaginario colectivo los bloques de viviendas, todos iguales, pensados y proyectados a toda velocidad con el tabiqueo de toda la vida con los cuales no hubiéramos aprobado proyectos en la vida (dicho sea de paso) y por los que se han llegado a pagar autenticas fortunas. Así que no, la opinión publica no simpatiza con nuestra causa precisamente. En esta causa al menos no está todo perdido, desde muchos colectivos de arquitectos se lleva tiempo trabajando por acercar la arquitectura a los ciudadanos y hacerlos protagonistas de los proyectos en lugar de espectadores, un trabajo que sin duda poco a poco lavará la imagen de los arquitectos y renovará el interés general por la arquitectura.

¿Y los colegios que opinan de esto? Pues después del comunicado de ayer del CSCAE podría decirse que opinan poco, algo así como “Ante todo mucha calma”, a cerrar filas y que esta batalla se libra en los despachos y no en la calle. Pero con reuniones deprisa y corriendo (como buenamente se ha podido cierto es), mesas redondas y quejándonos por Twitter vamos a solucionar poco. El debate sobre la utilidad de los Colegios Profesionales no es nuevo, pero una cosa está clara, este es el momento clave para que demuestren que son necesarios.

Mientras tanto, empiezan las iniciativas promovidas por el Sindicato de Arquitectos, las asociaciones de estudiantes como CREARQ y una larga lista de blogs de arquitectura españoles. Es tarea de todos nosotros salvar nuestra profesión de un declive que ya dura demasiado. Se ha hablado de reinvención, de cambio de paradigma, de muchas formas de reconversión… Pero la salida de este atolladero es recuperar lo que siempre ha sido nuestro campo de actuación y actualizarlo, todas esas disciplinas “menores” pertenecientes a la arquitectura y que poco a poco se han ido dando de lado por una búsqueda absurda de alcanzar el estatus de arquitecto estrella.

Es el momento de unir fuerzas, de hacer mucho ruido, de contar y reexplicar por qué es necesaria la figura del arquitecto para que se entienda que sea obligatoria, sin olvidar que ni los ingenieros, ni los aparejadores, ni los colegios deben ser nuestros aliados frente al Ministerio de Economía que es quien se ha planteado como nuestro enemigo común. Es un agravio contra todos y debes ser todos quienes pongamos freno a la nueva Ley de Servicios Profesionales.

2 pensamientos en “Ministerios, Colegios y Viceversa

  1. Pingback: Todo sobre la Ley de Servicios Profesionales en España | Plataforma Arquitectura

  2. Pingback: Todo sobre la Ley de Servicios Profesionales en España | Ana_Asensio_Arte_Arquitectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s