Arquitectura tangencial

La Economía del Bien Común – Christian Felber

El mundo es lo que es por la acción de unos y la omisión de otros. Actualmente vivimos en una de las épocas más prosperas de la historia de la humanidad, sin embargo la mayor parte de la población del primer mundo vive asfixiada por problemas económicos. Las diferencias entre clases se están volviendo a agrandar y las posibilidades de desarrollo de los países tercermundistas menguan día tras día debido al expolio de las grandes multinacionales sin escrúpulos.

Por esto mismo, hay quienes creen que el modelo económico establecido es erróneo. Que las reglas económicas no tienen sentido sin un fin social detrás que las respalde. Con este pensamiento de evolución del sistema económico ha nacido la “Economía del Bien Común”, un modelo económico que gana adeptos poco a poco y que está empezando a transformar la vida de mucha gente.

Principios de la Economía del Bien Común

La economía del bien común se debe regir por una serie de principios básicos que representan valores humanos: confianzahonestidadresponsabilidadcooperaciónsolidaridadgenerosidad y compasión, entre otros.

Para los defensores de la economía del bien común, aquellas empresas a las que guíen esos principios y valores deben obtener ventajas legales que les permitan sobrevivir, frente a los valores del lucro y la competencia actuales.

En la economía real actual se mide el éxito económico con valores o indicadores monetarios como el producto interior bruto y los beneficios que dejan fuera a los seres humanos y al medio en el que vivimos. Estos indicadores no nos dicen nada sobre si hay guerra, se vive en unadictadura, si sobreexplotamos el medio, si se respetan los derechos humanos, etc. De la misma manera que una empresa tenga beneficios no nos indica nada sobre las condiciones de sus trabajadores ni sobre lo que produce ni cómo lo produce.

El balance del bien común mide como una empresa vive: la dignidad humana, la solidaridad, la justicia social, la sostenibilidad ecológica, la democracia con todos sus proveedores y clientes.7 Por ejemplo, si la empresa promueve la esclavitud infantil, si hay desigualdad entre hombres y mujeres, si las rentas de los trabajadores están diferenciadas…

Finalmente, la evaluación de esos valores podrá permitir al consumidor escoger los productos.

Felber propone un límite a la propiedad privada y a la herencia.

A continuación también os dejamos un par de vídeos donde podréis escuchar toda la explicación de esta interesante iniciativa por su principal impulsor:


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s